Cinco consejos para evitar sentirnos víctimas de los bancos

Spread the love

Santo Domingo, Rep. Dom._Aunque los bancos comerciales son altamente regulados y sus operaciones se realizan bajo estricta supervisión de las autoridades monetarias, son muchas las situaciones que ocasionan molestias porque, aunque no lo sean, se sienten como  “arbitrariedades” del sistema financiero.

Cuando el banco se queda con nuestros ahorros solo porque duramos un tiempo sin hacer depósitos, cuando hacemos retiros consecutivos con la tarjeta y nos cobran comisiones que por desconocimiento no entendemos; o cuando abrimos una cuenta de ahorro y en vez de que nos paguen intereses por el uso de nuestro dinero miramos que el mismo se reduce por cargos que ni siquiera nos explican, esto nos hace sentir como víctimas de un sistema bancario que crece y engorda con el dinero de sus clientes.

Encima de esto nos toca saber que si se dejamos pasar la fecha de pago de nuestra tarjeta de crédito nos cobrarían un 66 % de interés.

La idea de no estar pendiente a un pago por la emisión de plásticos de la tarjeta de crédito convenció a Angelina de que necesitaba una, sin embargo, su ilusión fue efímera al darse cuenta que la promesa de la entidad bancaria de no cobrarle ese servicio no se cumplió.

Casos como el de Angelina son muy comunes y esto es sólo por mencionar algunos. En muchas ocasiones hacemos un ahorro y  la penalización y las comisiones que se cobran en los movimientos es mayor a la cantidad que teníamos ahorrada. ¿Y qué decir de la descoordinación que tienen algunas entidades bancarias para reembolsar efectivo que el cajero facturó pero no te entregó?

Ante estas situaciones nos preguntamos ¿quién nos defiende de esas situaciones que sentimos como una falta de equilibrio en la reciprocidad por parte de las entidades financieras?

Aquí tiene algunos “tips” que podrían evitar que usted se sienta víctima de los bancos:

  1. Estudie con cuidado las obligaciones que contrae al abrir una cuenta o al requerir un producto (tarjeta de crédito, débito, préstamos…).
  1. Lleve un control escrito de sus movimientos bancarios (depósitos, retiros y consumos).
  1. Exija su estado de cuenta mensual y verifique si se corresponde con su control escrito.
  1. Si abre una cuenta de ahorro pregunte a la entidad financiera cual es el interés que paga al ahorrante y cada qué tiempo lo registran. Evalué que entidad le ofrece mejores beneficios.
  2. Si usa tarjeta de débito o crédito siempre tenga claro las comisiones que le cobraran por su uso, tanto mensual como anual (pago por emisión de plástico).

Usted tiene quien lo defienda

Si en algún momento le ha sucedido una situación que considera violentan sus derechos, acuda a la Superintendencia de Bancos (SIB), a la Oficina de Protección al Usuario de los Servicios Financieros (Prousuario), que proporciona  servicios de atención a las consultas, denuncias y reclamaciones de usuarios de entidades bancarias del país.

Desde su portal web es posible realizar consultas correspondientes a tasas y comisiones aplicadas a tarjetas de crédito, contrato de adhesión, seguimiento a reclamaciones, verificación de Certificados de depósitos o financieros, entre otros servicios.

Asimismo a través del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), Completando el formulario del Libro de Reclamaciones que está a en el establecimiento donde usted adquirió el bien o servicio y siguiente otros protocolos de la institución, se pueden realizar denuncias y reclamaciones que posibilita la solución del problema.

Fuente: www.jornadapolitica.org/dl

Autor entrada: www.jornadapolitica.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *