El Tribunal Superior de Quebec dice que se necesita el 50% más un voto para la independencia

Spread the love

Quebec, Canadá._El Tribunal Superior de Quebec ha determinado este jueves que la provincia canadiense solo necesita el 50 % más un voto en un posible referendo separatista para hacer posible la independencia del territorio.

Según el tribunal, la Ley 99, que fue aprobada en el año 2000 por el Gobierno provincial del separatista Partido Quebequés (PQ), no es anticonstitucional.

La ley señala que los quebequeses tienen el derecho a decidir si se quieren separar de Canadá y que solo es necesario el 50 % más uno de los votos emitidos en un posible referendo para hacer posible la secesión de la provincia.

La decisión del juez quebequés es contraria a la Ley de la Claridad que está en vigor en Canadá, que reduce la capacidad de Quebec, o cualquier otra jurisdicción canadiense, a celebrar un referendo separatista.

El presidente del grupo independentista Société Saint-Jean-Baptiste, Maxime Laporte, ha afirmado este jueves tras conocer el resultado que cree probable que la decisión del Tribunal Superior de Quebec sea apelada ante el Tribunal Supremo de Canadá.

La Ley 99 como respuesta a la Ley de la Claridad

La Ley 99 es la respuesta del entonces Gobierno separatista de Quebec a la Ley de la Claridad aprobada por el Gobierno canadiense en el año 2000 para determinar si la provincia podría celebrar referendos soberanistas y si el resultado de la votación sería aceptado por el resto del país.

Según la Ley de la Claridad, el Parlamento canadiense decidirá si la cuestión planteada en un posible referendo separatista es suficientemente clara y también tiene que decidir si el resultado representa “una mayoría clara”.

El Parlamento canadiense también tiene el derecho a anular el resultado del referendo si considera que los principios de la Ley de la Claridad se han incumplido.

La referencia a la “mayoría clara” es una de las más controvertidas de la Ley Claridad y emana de la decisión del Tribunal Supremo de Canadá, la máxima autoridad judicial del país, que en 1998 determinó que, de acuerdo a las leyes canadienses, Quebec no se puede separar de forma ilegal.

Pero los jueces del Supremo han añadido que si en un referendo, una clara mayoría de quebequeses vota en favor de la independencia, Canadá “no tendría bases para negar el derecho del Gobierno de Quebec” a la secesión.

“Una clara mayoría” para lograr la independencia

Para ello sería necesario lo que el tribunal denominó como “una clara mayoría” y dejó al Parlamento canadiense la tarea de decidir qué cifra sería necesaria.

El Tribunal Supremo también señaló que las leyes internacionales sobre independencia no eran aplicables al caso de Quebec.

La Ley de la Claridad no determina la proporción de votos que sería necesaria para que Canadá reconociese el resultado del referendo.

La decisión del Tribunal Supremo de 1998 también indica que la secesión solo será posible con una enmienda a la Constitución canadiense por lo que una victoria separatista en un futuro referendo solo supondrá el inicio de negociaciones entre Quebec y Ottawa.

Quebec ha celebrado dos referendos soberanistas, el primero en 1980 y el segundo en 1995. En este último, los separatistas obtuvieron el 49,42 % de los votos frente al 50,58 % conseguido por los unionistas.

Fuente: www.jornadapolitica.org/efe

Autor entrada: www.jornadapolitica.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *