Israel cumple 70 años entre la fiesta y la protesta de la población árabe

Jerusalém, Israel._Este País ayer cumplió hoy 70 años de su fundación (según el calendario judío) con el contraste entre los actos festivos y las protestas de la población árabe, que recuerda que el nacimiento de aquel Estado supuso lo que ellos llaman la “nakba”, la catástrofe.

Unas 100.000 personas aprovecharon la jornada festiva y con altas temperaturas para disfrutar de una jornada al aire libre en los parques nacionales de Israel, mientras que otras 18.000 acamparon en las inmediaciones del Mar de Galilea (norte), según la Autoridad de Parques Nacionales.

Las celebraciones en Jerusalén empezaron por la mañana en la residencia del presidente israelí, Reuvén Rivlin, quien fue anfitrión del primer ministro, Benjamín Netanyahu; del titular de Defensa, Avigdor Liberman, y del jefe del Estado Mayor del Ejército, Gadi Eizenkot, entre otros, en una ceremonia de entrega de condecoraciones a más de cien soldados, hombres y mujeres.

“No es un secreto que durante estos momentos de celebración el Ejército y las fuerzas de seguridad están en alerta máxima”, dijo Rivlin durante el acto, al referirse a las tensiones con Irán que repercuten en la frontera norte del país.

“Tampoco es un secreto que nos enfrentamos a los intentos iraníes de infligir un daño directo al Estado de Israel. Queridos soldados, vemos la responsabilidad que cargan vuestros jóvenes hombros. Gracias”, declaró el presidente.

El día ha estado marcado por otros dos acontecimientos que se repiten en cada aniversario: el Concurso de Biblia anual, retransmitido en directo por la televisión estatal, y el espectáculo aéreo llevado a cabo por el Ejército.

A lo largo de toda la costa del país, sobre 49 ciudades y pueblos, desde Kiriat Shmoná en el norte, hasta Eilat en el sur, sobrevolaron cazas F-35, F-16, helicópteros Apache y Black Hawk y varios aviones de transporte, así como los gigantescos Hércules C-130 y Super Hércules C-130J.

Este año se sumaron a los aviones israelíes otros procedentes de Grecia, Polonia, Canadá, Austria, Italia y Reino Unido.

En este día festivo el Ejército abrió sus bases al público y también los museos lo hicieron de modo gratuito, en una jornada de puertas abiertas.

Mientras, en el norte del país, en la localidad de Atlit, miles de árabes israelíes (descendientes de aquellos que se quedaron dentro de las fronteras de Israel tras la guerra contra los árabes, de 1948-1949) participaron en la Marcha del Retorno para recordar la “nakba”, “catástrofe” en árabe, que supuso para ellos la creación del Estado y la salida forzada de cientos de miles de personas.

La marcha recuerda a quienes abandonaron sus casas en aquel conflicto bélico y, en concreto Atlit, era antes de 1948 una población habitada mayoritariamente por árabes, que sufrió las bruscas alteraciones demográficas resultantes de la guerra, a consecuencia de la cual cientos de miles de árabes fueron desplazados por la fuerza de sus lugares de origen.

“Gaza ha estado muy presente en la marcha”, explicó el organizador, Fati Marshud, en referencia a la Gran Marcha del Retorno, que empezó el pasado 30 de marzo en la franja y durará hasta el 15 de mayo (Día de la Nakba), y detalló que entre los eslóganes se oía: “de Atlit a Gaza, pedimos el retorno”.

Con motivo del Día de la Independencia, la Oficina Central de Estadísticas informó esta semana de que en Israel y los asentamientos de Cisjordania ocupada viven hoy 8.842.000 personas, de las que 6.589.00 son judíos (74,5 por ciento de la población) y 1.849.000 son árabes.

“Israel somos todos nosotros, sois vosotros, para bien y para mal. Pero sobre todo para bien”, dijo el presidente Rivlin en un mensaje a los ciudadanos difundido por el canal público de televisión.

Fuente: www.jornadapolitica.org/efe

Autor entrada: www.jornadapolitica.org

www.jornadapolitica.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *