Calma provisoria en Nicaragua a la espera de la mesa de diálogo

Managua, Nicaragua.Nicaragua vive horas de una calma tras los violentos enfrentamientos registrados en varios municipios productos de las protestas en contra del gobierno de Daniel Ortega, a escasas horas de que finalice el plazo dado por la Iglesia al Gobierno para mostrar “signos creíbles” que avalen la convocatoria de la mesa de diálogo.

En varios municipios proliferaron las barricadas para evitar los saqueos y el desplazamiento de las fuerzas gubernamentales.

El opositor Frente Amplio por la Democracia denunció las “intenciones de exterminio” del Gobierno y tildó de desmedido “el odio del régimen ante un pueblo sublevado cívicamente”.

Los efectos devastadores de la lucha armada dibujaron un escenario apocalíptico en el que los múltiples obstáculos para acceder a la ciudad, las barricadas de adoquines, los cimientos humeantes de los edificios devorados por las llamas y los locales comerciales saqueados mostraban a las claras el infierno vivido por los pobladores tan solo unas horas antes.

Como apoyo a la causa de los manifestantes, centenares de vehículos y motocicletas marcharon desde Managua hacia el departamento de Masaya para mostrar su solidaridad con todos los ciudadanos que sufrieron las embestidas de la represión.

A su paso por la carretera que une estas dos ciudades, algunos conductores hicieron sonar sus bocinas mientras levantaban los puños en señal de victoria al mismo tiempo que otros lanzaban bombas artesanales u ondeaban sus banderas.

La caravana fue apoyada por centenares de peatones y pobladores que desde los arcenes aplaudían y repartían agua y alimentos a los manifestantes.

EFE.

Autor entrada: Nancy Soriano Soto

Nancy Soriano Soto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *