Economía de Brasil crece 0,47% en agosto impulsada por sectores minoristas y servicios

Spread the love

Sao Paulo, Brasil .- Los sectores minoristas y servicios sostuvieron la economía brasileña en agosto y ayudaron a la actividad a crecer por encima de lo esperado en el período, pero la reanudación sigue a ritmo lento en medio de la inestabilidad provocada por las incertidumbres con las elecciones presidenciales.

El índice de actividad económica del Banco Central (IBC-Br), indicador del Producto Interno Bruto (PIB), registró un alza del 0,47% en agosto en la comparación con julio, según un dato divulgado este miércoles.

El desempeño se mantuvo por encima de la expectativa en la encuesta de Reuters, que estimó un alza del 0,25% y marca el tercer mes seguido de avance.

“Este resultado y otros indicadores de actividad divulgados anteriormente sugieren un crecimiento del PIB del tercer trimestre superior al esperado anteriormente. Así, revisamos nuestra estimación para el PIB del período, del 0,3% en el margen al 0,5%”, dijo Bradesco en una nota.

Sin embargo, el IBC-Br de agosto también destaca la morosidad de la economía, una vez que el índice se desaceleró tras avances del 3,45% en junio -resultado provocado por la reanudación tras fuerte caída en el mes anterior debido a la huelga de los camioneros- y de 0,65% en julio.

“A pesar de la moderada recuperación de la actividad en julio y agosto, en esa etapa del ciclo la dinámica todavía es débil y la economía opera con alto grado de ociosidad en términos de utilización de los recursos”, apuntó en un informe el director de investigación económica del Goldman Sachs, Alberto Ramos.

En comparación con agosto de 2017, el IBC-Br registró un crecimiento de 2,50% y en el acumulado en 12 meses tuvo alza del 1,50%, según el BC.

En agosto, tanto las ventas minoristas como el volumen de servicios aumentaron por encima de lo esperado y tuvieron los mejores resultados para el mes en varios años, con alzas del 1,3% y 1,2%, respectivamente, IBGE.

Las cifras, sin embargo, no indican una aceleración de esos sectores, en medio de un ambiente en el país marcado por fuertes incertidumbres con las elecciones presidenciales y el desempleo elevado, lo que viene perjudicando tanto el consumo como el ímpetu de inversión de los empresarios.

Estos factores, incluso, presionaron la producción industrial a una contracción inesperada del 0,3% en agosto en la comparación con el mes anterior.

Recientemente el BC empeoró su proyección de crecimiento de la economía brasileña al 1,4% este año, y pronosticó una aceleración del 2,4% el año que viene.

Los ministerios de Hacienda y de Planificación prevén una elevación del 1,6% del PIB este año y del 2,5% el año que viene. Mientras tanto, la proyección más reciente de economistas oídos por la encuesta Focus, realizada semanalmente por el BC, es que el PIB crecerá el 1,34% en 2018 y el 2,5% en 2019.

Fuente: América Economía.com

Autor entrada: Nancy Soriano Soto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *