//REAL MADRID: Los datos que confirman un mal divorcio: Real Madrid-Cristiano

REAL MADRID: Los datos que confirman un mal divorcio: Real Madrid-Cristiano

Spread the love

Los goles perdidos

La ruptura anunciada el pasado verano entre el Real Madrid y Cristiano ha acabado con sus dos protagonistas mal parados esta temporada. Se podía intuir desde el principio.

El conjunto blanco perdió a su referencia absoluta en el gol y el portugués también vio minimizadas sus posibilidades en el área rival. La Champions, competición fetiche de ambos, ha sido el paradigma, aunque el impacto de su divorcio no se ha acotado a la máxima competición europea.

Desde la 2013-14, el curso de la Décima, hasta la pasada campaña, el Madrid marcó 784 goles. Cristiano había contribuido con 249 tantos, casi el 32% del total del equipo blanco.

A falta de seis partidos, el Madrid ha hecho esta temporada 101 goles con un promedio de 1,9 por partido, su dato más bajo desde la 2014-15 en la que tampoco levantó ninguno de los tres grandes títulos. Esta merma realizadora se explica por su porcentaje de conversión de ocasiones claras (manos a mano, acciones de remate sin gran oposición dentro del área…), una estadística que mide Opta. 

El registro ha caído al 39,4%, cuatro puntos menos que la campaña pasada o diez menos que hace dos cursos (ver gráfico superior). Ha dispuesto, hasta ahora, de 137 oportunidades claras de las que ha fallado 83. Cada gol marcado le ha costado casi nueve intentos de remate. 

Bale queda señalado con 15 ocasiones desperdiciadas y sólo seis transformadas en gol (28,5% de éxito). Benzema sí que ha logrado un dato estimable, con un 51,3% de precisión en las ocasiones claras.

No es menos cierto que ante el Top-10 actual de LaLiga sólo ha hecho dos goles (Alavés y Valencia) y no marcó al Barcelona en la Copa, aunque sí al Ajax en la Champions.

Era imposible que nadie asumiera el peso goleador de Cristiano, pero tampoco el Madrid ha podido disimular el déficit lógico de su salida. A excepción de hace dos temporadas, Cristiano mantuvo un promedio superior al gol por partido. 

Sus baremos de conversión se establecían alrededor del 47 y 55% de acierto, tal y como muestra la tabla inferior. Sobre su figura recaían de media una de cada tres ocasiones del Madrid.

La factura en la Champions

En la Champions se ha disparado el desatino del Madrid durante este curso. En los ocho partidos que disputó marcó 14 goles y disfrutó de 25 ocasiones claras con un pobrísimo 28% de acierto. 

Las diferencias con las temporadas anteriores resultan evidentes: 54,9% en la 2013-14, 43,2% en la 14-15, 43,2% en la 15-16, 45,9% en la 16-17 y 42,6% en la 17-18. Bale vuelve a aparecer negativamente en la foto. Seis ocasiones claras y ningún gol.

La aportación de Cristiano siempre resultó decisiva para entender el domino del Madrid en la Champions durante el último lustro. Sin él no habría añadido, posiblemente, ningún trofeo más a su vitrina europea. 

El portugués marcó 70 goles en las últimas cinco Champions con el Madrid, alcanzando un porcentaje de conversión en las ocasiones claras del 55,7%. Su cuota más alta se dio en la 2013-14 con un 66,7% de éxito. En los partidos europeos se magnificaba la presencia de Cristiano. Su incidencia en las cuatro Champions conquistadas aumentó respecto a la que tenía en total de las competiciones.

Tuvo el 41,1% en la 2013-14 de las mejores oportunidades del Madrid en la Champions (31,6% de todos los partidos de la temporada), el 47,7% en la 15-16 (41,8% en el total), el 37,8% en la 16-17 (25,5% con el resto) y el 46,2% en la 17-18 (30,8% en el total).

No sólo el Madrid ha acusado sobremanera el adiós de Cristiano. Las cifras goleadores del ‘7’ se han resentido en la Juventus. Suma 26 goles (19 en Serie A, seis en Champions y uno en la Supercopa de Italia) en los 38 partidos en los que ha participado.

No se va a acercar a los números que firmó en el Madrid durante su hegemonía europea: 51 en la 13-14, 61 en la 14-15, 51 en la 15-16, 42 en la 16-17 y 44 en la 17-18.

Este descenso realizador no se debe a una pérdida de eficacia notable. Está vinculado a la cantidad de ocasiones claras que dispone por partido (0,6 por 1,2), la mitad en la Juventus de las que tenía en el Madrid.

Su estadística en la Champions escenifica esta realidad. Sólo afrontó seis ocasiones claras y lo hizo con un ratio de conversión altísimo (80%). En la fase de grupos sólo perforó una vez la portería rival ante el Manchester United, pero es que apenas disfrutó de opciones para ello. 

Cristiano sólo ha acaparado el 20% de las oportunidades claras de la Juve en la Champions. Sus cinco goles entre octavos y cuartos de final (tres al Atlético y dos al Ajax) no han sido suficientes para alistar al campeón italiano entre los cuatro mejores equipos del torneo europeo. Se fue Cristiano y se fue el Madrid; se fue del Madrid y Cristiano fue menos.

Fuente: JornadaDiaria/as.com

Somos un medio de comunicación digital, cuyo único objetivo es mantenerles informado del acontecer politico.