//El Gran Santo Domingo es la máxima expresión del irrespeto a leyes urbanas

El Gran Santo Domingo es la máxima expresión del irrespeto a leyes urbanas

Spread the love

Santo Domingo, RD.-En el gran Santo Domingo cada vez hay menos espacios públicos disponibles para los peatones y hasta para la circulación de vehículos, debido a que aceras, calles y hasta áreas verdes son tomadas por buhoneros y centros comerciales.


Mediante recorrido se pudo comprobar que las ocupaciones no se producen solamente en el Distrito Nacional (DN), sino además en Santo Domingo Oeste (SDO), Santo Domingo Norte (SDN) y Santo Domingo Este (SDE), localidades cada vez menos amigables al ser humano.


Esta práctica crece sin que las autoridades municipales y de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT) tomen acciones para impedirlo, a pesar de que las alcaldías pretender exhibir que atacan ese mal.


En sectores como ensanche La Fe, Villa Juana, Villa Consuelo, Villa Francisca, Espaillat, 27 de Febrero, Villa María, en arterias comerciales como la Duarte, París, José Martí, Padre Castellanos, Albert Thomas y otras del DN, es casi imposible caminar por aceras, debido a que estas están ocupadas por talleres y ventas de de todos tipos de mercancías.


Las aceras y partes de los carriles para vehículos del tramo de la avenida Duarte, desde la París hacia el Mercado Nuevo, se encuentran llenos de buhoneros que exhiben sus mercancías en tarantines.


Pero lo propio ocurre en la José Martí y calles aledañas, donde las importadoras se han adueñado de las vías.


El malestar se extiende también a calles como la Albert Thomas, sobre todo desde la Padre Castellanos hacia donde se construye la Ciudad de la Salud (Luis Eduardo Aybar).


Villa Consuelo, por ejemplo, es prácticamente intransitable para peatones en calles como la 13, detrás del liceo Juan Pablo Duarte, ya que las aceras y parte de la vías están repletas de mercancías hecha en hierro, como puertas, escaleras así como ventanas de aluminio.


Mientras que calles como Hermanos Pinzón, las ventas de madera, inodoros, y otros productos copan todo el espacio que debería estar destinado al peatón y al tránsito vehicular.


Pero la situación es deplorable además en SDO, donde aceras y calles como La Palma, están llenas de mercancías, en su mayoría de tiendas establecidas.


Los mismo ocurre en la avenida Isabel Aguiar, donde las grandes tiendas se han adueñado de las aceras para exhibir electrodomésticos, muebles, estufas y otros productos.


En este municipio, los sindicatos de carros y minibuses se han adueñado además de importantes áreas verdes, como el trébol del kilómetro 9 de la Autopista Duarte, así como de otra áreas en la avenida Luperón, detrás de la estación del Metro María Montez.


En esta zona los vehículos del concho han instalado hasta baños móviles para los choferes hacer sus necesidades fisiológicas, aunque algunos los hacen detrás de los árboles.


En SDN, el área más apetecida es el entorno de la estación del metro Mamá Tingó, en la avenida Hermanas Mirabal con Jacobo Majluta, donde la mayoría de los ocupantes de aceras y calles son de procedencia haitiana.


En ocasiones la Alcaldía de SDN desocupa las aceras, pero al poco tiempo vuelven a ocuparlas, a lo que se agrega decenas de motoconchos que funcionan como rutas alimentadoras del metro, pero que asedian a los pasajeros que bajan de la estación Mamá Tingó.

En la misma avenida Hermanas Mirabal, establecimientos formales ocupan las aceras ante la mirada indiferente de las autoridades municipales y de la Digesett.

La misma práctica se observa en vías como el Cruce de Sabana Perdida, avenida Los Restauradores, donde hay pocos espacios para caminar.

Pero en SDE tampoco los espacios públicos tienen dolientes, por lo que solo hay que observar el retorno del mercado informal en la avenida Sabana Larga casi esquina San Vicente de Paúl, de vendedores que habían sido desalojados por el alcalde Alfredo Martínez.

Las mercancías abarrotan las aceras de otras importantes calles como Presidente Ureña, las amplias aceras de la San Vicente de Paúl y la carretera Mella.

Situaciones similares registran la carretera de Mendoza, 25 de Febrero, en Villa Duarte y Los Mameyes.


Los cabildos


Los cabildos del Distrito Nacional y de los municipios Santo Domingo Norte, Oeste, Este y Los Alcarrizos en ocasiones realizan operativos para recuperar el espacio público, de manera que los peatones tengan un espacio seguro por donde transitar.

Sin embargo, no pasan muchos días cuando los vendedores ambulantes, tiendas y taxistas vuelven a esos lugares, en franca violación a las disposiciones municipales.

Fuente: jornadapolitica.org/hoy

Somos un medio de comunicación digital, cuyo único objetivo es mantenerles informado del acontecer politico.